31 marzo 2014

Internet y los encuentros por casualidad

Corría, más o menos, el año 1995. Vivía en una habitación pequeñita pero muy bonita, al lado de mi Facultad, donde pasé dos de los mejores años de mi vida. Como allí no tenía televisor, y tampoco me preocupaba, me gustaba oír la radio. Había un programa cuya sintonía de apertura estaba cantada en un idioma del todo desconocido. Sin embargo, recordaba los sonidos del estribillo, que sonaban algo algo así como: "sangoia mauaié, sangoia mauaié, sangoia mawanna niuaya..." Sólo intuía, por el estilo, que era africana, ya que me recordaba lejanamente a Wes Madiko y otros músicos africanos que se hicieron algo conocidos en Europa durante aquella década tan maravillosa para la música folklorica.

Pasaron los años, la vida me cambió mucho, pero seguía recordando aquella canción. Más de una vez busqué por Internet "sangoia mauaié" y no obtuve ningún resultado.

Y un día, hará un mes, en Youtube, me dio por buscar "Sangoya". Y el propio buscador me dijo que si estaría buscando "Sango ya". Busqué eso y me salieron varios resultados con "Sango ya mawa", que sonaba sospechosamente parecida al estribillo. Y, en efecto, el segundo vídeo que vi era este:



La canción que tanto tiempo llevaba buscando...

2 comentarios:

juguetona dijo...

El que busca ¡Halla! ;)
Un besito.

Juan dijo...

Hola juguetona

Pues sí, busqué y hallé :D

Gracias por comentar y un saludo.

Juan.