09 abril 2010

Dictaduras simpáticas

De nuevo se ha levantado cierta polémica por las declaraciones de un actor, Guillermo Toledo, acerca de Cuba. Después de sus declaraciones de hace unas semanas, diciendo que un preso que murió en huelga de hambre en una cárcel de Cuba, Orlando Zapata, era un "delincuente común" que hacía esa huelga de hambre, insinuaba, porque le habían forzado y manipulado para hacerlo (puede leerse aquí), ahora, según el titular de esta noticia, arremete contra el sistema democrático de España y alaba la revolución cubana y su régimen. Afirma que la revolución cubana es "ejemplar" en muchas cosas y un referente para los socialistas reales del mundo. También, por supuesto, cita de pasada a Hugo Chavez y Evo Morales, a los que considera acosados por los países capitalistas que temen que sus ejemplos revolucionarios se extiendan. Y, bueno, afirma que España tiene graves déficits democráticos.

La verdad es que no hay nada nuevo bajo el sol. Sigo sin entender por qué hay dictaduras simpáticas (las de izquierdas) y dictaduras genocidas y espantosas (las de derechas). Yo, cuando tengo la descripción de un régimen político delante de los ojos, cuando aparece la palabra "dictadura", dejo de leer. La verdad es que no sigo leyendo y la alabo si es de izquierdas, pero rompo el papel echando espuma por la boca si es de derechas (recordad que soy andaluz, que tenemos fama de exagerados...). No sé... Si fuera tan sumamente cruel como para coger a un disidente político, someterlo a las torturas de una dictadura de derechas, y después, someterlo a los tormentos de una dictadura de izquierdas, para finalmente, preguntarle: ¿qué torturas te han parecido peores?, creo que su respuesta sería las dos. No sé por qué los fusilamientos de, pongamos, Stalin eran mejores que los de, digamos, Pinochet. A mí me da que los dos matan igualmente, pero puede que esté equivocado...

Yo le preguntaría, ya puestos, a Guillermo Toledo acerca de qué le pareció el régimen de Stalin. ¿Fue un referente para los socialistas reales del mundo? Hay gente muy de izquierdas, de hoy en día, que diría que no, Stalin era muy malo y todo eso. Willy Toledo no sé, a lo mejor diría que Stalin mató gente, sí, y que tendría que haber sido menos dictador, pero a lo mejor le alabaría diciendo que era un referente para socialismo real... De hecho, después de la Segunda Guerra Mundial, la URSS de Stalin era un país al que las potencias democráticas trataban con gran respeto y diplomacia, y recibía alabanzas de los ideólogos de izquierda "occidentales". Era una dictadura simpática. Posiblemente, resultaba simpática porque no se conocía ni la mitad de los atentados contra los derechos humanos a que sometía al pueblo.

Más de uno conocerá mi admiración por la obra literaria y comprometida de George Orwell, autor de tendencias anarquistas y nada sospechoso de ser un paladín del capitalismo. Orwell era de los pocos intelectuales británicos de izquierdas que atacaba sin compasión al estalinismo. Para él, las purgas, las muertes de disidentes no eran algo que se debiera "perdonar" o "comprender" según la orientación de la dictadura concreta. Luchó contra el fascismo en España, y luchó contra el estalinismo con la palabra, porque su ideología era la libertad del ser humano, y no las interpretaciones políticas de cierta corriente filosófica. No condenaba colérico la anulación de las libertades a que llevó el franquismo y, en cambio, dulcificaba sus críticas ante las mismas actitudes por parte de los soviéticos, como se hace ahora. Por supuesto, sufrió desprecio por denunciar el estalinismo, frente a tantas personas que lo justificaban.

Y hoy en día, lo mismo. Se denuncia que se quiera dar, desde los medios de comunicación, una imagen de Venezuela, Bolivia y Cuba como de estados dictatoriales o en trance de serlo. Se habla de manipulación informativa, de sesgar las noticias para lavar la cabeza a la gente y de realizar campañas contra esos países. No sé. A mí, un gobierno que cierra televisiones, periódicos y canales de radio que lo critican no me parece un ejemplo de respeto a la libertad de expresión, pero, en fin, se argumenta que son medios controlados por EE. UU. y ya está justificado el cierre...

Mi posición es mi clara: no a cualquier tipo de dictadura. Para mí no hay dictaduras simpáticas. Siempre cuento una cosa que leí. Cuando Hugo Chavez perdió el primer referendum destinado a perpetuarlo en el poder, inmediatamente salieron voces en España afirmando que: "el hecho de que Hugo Chavez haya perdido el referendum, demuestra que su régimen político es democrático". Entonces, no queda más remedio que aceptar que Augusto Pinochet era un demócrata, ya que perdió el plebiscito de 1988, en el que se decidía si se mantendría o no en el poder hasta 1997. ¿Estoy equivocado?

4 comentarios:

B. Miosi dijo...

Las dictaduras se alimentan de pseudointelectuales de izquierda que viven en países del primer mundo.

Estoy de acuerdo: toda dictadura es mala. No puede ser un buen régimen el que te impide decir lo que quieres, o el que que se considera impune y puede cometer cualquier clase atropellos contra sus ciudadanos. Se adueñan de un país y son corruptos a los que no se les puede pedir cuentas.

Un abrazo solidario,
Blanca Miosi

Lillu dijo...

Pues estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que dices. A mí me molestan mucho los fanatismos de cualquier índole, y en este caso tanto los de izquierdas como los de derechas, y una dictadura no deja de ser el máximo exponente del fanatismo político. Pienso que el dicho de que cada uno cuenta la feria según le fue en ella nos viene aquí al pelo. Si en nuestro país hubieran ganado la guerra los republicanos en vez de los falangistas habría muchas opiniones en otro sentido hoy en día, pero la dictadura hubiera sido lo mismo porque, como tú bien dices, los muertos son iguales independientemente de quién los mate.

Pienso además que mucha gente que ensalza el comunismo y la lucha contra el capitalismo no tiene ni idea de lo que es vivir con un régimen de esas características. De hecho, parece que los que tienen ideas de derechas o conservadoras son peores personas que los de izquierdas!! Hasta ahí podía llegar (y llega) la ignorancia humana. Yo he sido ampliamente criticada por personas cercanas por manifestar que estoy a favor de la monarquía, que a mí no me molestan los Reyes ni su familia y creo que cumplen su labor en este país. No veas, de todo menos bonita me han dicho. Respeto a los que no lo vean así, pero yo no insulto a nadie porque no piense lo mismo que yo y sin embargo yo sí me he sentido ofendida por comentarios despectivos hacia mi postura.

Nos guste o no, ante todo está la libertad de expresión de la que "gozamos" en este país, así que me parece bien que Toledo o cualquier persona pueda defender lo que le parezca oportuno y me temo que la repercusión que ha tenido la noticia responde más a la búsqueda del conflicto y el morbo mediático que a otra cosa. Fíjate, si en el fondo casi está diciendo lo mismo que el profesor Neira, que anda que no se luce también cada vez que abre la boca. Ambos creen que este país tiene déficits democráticos y cada uno está ideológicamente en un extremo. Está claro que cualquier asunto tiene siempre dos puntos de vista, cada uno con su ataque y su defensa y nadie va a convencer a nadie de lo contrario.

saluditos

Juan dijo...

Hola Blanca

Blanca... Me encanta tu primera frase. Y ese pienso que es el primer problema. Países como España, donde hay mucha libertad de expresión, un gobierno auténticamente democrático, con sus aciertos y sus fallos, pero democrático, están llenos de personas que suspiran por cambiar el sistema e instaurar regímenes que, históricamente, ya han demostrado adonde llevan. Y es que, el gran problema es lo que cuentas en el segundo párrafo.

Bakunin, uno de los padres intelectuales del anarquismo, criticaba abiertamente a los marxistas, porque un sistema donde todos los medios de producción están en manos del Estado, supone concederle un poder brutal a éste, un poder tal que eso degenerará inevitablemente en una dictadura. Si el Estado es dueño de todo, ¿qué oposición se puede hacer a sus dictámenes? Si el Estado dice que tienes que vestir de verde y la gente va de rojo, en una democracia como la nuestra se encontrará con la oposición de millones de personas. Si el Estado controla todos los medios de producción, le basta con echar de su casa al 1% de los disidentes y así, aterrorizar al resto. Puede hacerlo, las casas pertenecen al Estado y él decide quién vive en ellas. Eso es algo que a muchos intelectuales no se les ocurre plantearse.

De hecho, he leído por ahí que la URSS se vino abajo, porque su sistema político no era comunista de verdad ¿?

De todos modos... resulta que opino que la democracia no es una conquista, es algo por lo que el pueblo ha de luchar constantemente, incluso en democracias sólidas, o acabará degenerando en algo que no sé qué será. Ya hay algunos casos en las democracias occidentales de ideologías que pretenden reinstaurar la censura o de decirle a la gente como tienen que vivir y comportarse, o de ir a los tribunales para hacer valer sus ideologías frente a la ciencia. Algunos casos son más sutiles que otros, pero...

Por cierto, si has leído el comentario de Lillu, habrás comprobado una de esas contradicciones de las que he hablado en la entrada, cuando la critican por hablar bien de la monarquía.

Un saludo

Juan.

Juan dijo...

Hola Lillu

Completamente de acuerdo con todo lo que dicen, y que completa bastante mi entrada. Porque, efectivamente... Yo tengo la convicción de que la dictadura de Franco y la revuelta que la origino, han sido dos de los sucesos más dramáticos y negativos que ha sufrido España en su historia. Pero creo que con 32 años de democracia real, deberíamos empezar ya a pasar página, y a ver la historia de España durante el siglo XX de una forma objetiva, sin ideologías por aquí y por allá. Pero no. Ahora, para ser demócrata, hay que idealizar la II República y, por tanto, hablar pestes de la Monarquía española actual. De la Monarquía que el pueblo español aceptó en referendum y ha sido una de las impulsoras de la democracia. Y ahora resulta que defender eso es ser blanco de insultos, como te pasa a ti. Yo estoy contigo. Los Reyes cumplen con efectividad el papel que les otorga la Constitución y tampoco me molestan para nada. Pero claro, no digas eso, que te llaman de "facha" porque para ser una buena persona, aparte de no ser de derechas, tienes que ser como digan los demás. Je, je, je, una actitud muy democrática... El problema está en que nadie se oponga a estos coletazos de totalitarismo que tú misma has experimentado y que son muy comunes todos los días. Cuando nuestra democracia caiga, porque caerá -espero que dentro de mucho-, la habrá matado no haber parado a tiempo estas actitudes que tienen de democráticas lo que yo de lituano ;-).

Yo, mientras más leo acerca de la II República, menos ideal la veo. Fue un intento de democratización valiente, pero tardío y que fracasó del todo. Te lo habré contado. España era un país que por su estructura política era impensable otra evolución que la adopción de una monarquía parlamentaria. Su nivel democrático era el mismo que el de el Reino Unido o Francia. Pero hay reyes y reyes. Don Juan Carlos apoyó la democracia desde siempre, y la España de hoy no tiene nada que ver con la que Franco esperaba para él. Don Alfonso XIII no quería la democracia, de manera que no hizo nada para impedir el golpe de Estado de Primo de Ribera. Hizo lo contrario que nuestro rey durante el golpe de Estado de 1981. Consecuencias: Primo de Ribera descabezó los grandes partidos políticos democráticos y los elementos radicales tomaron las calles. Sólo en el primer bienio, la II República estuvo en manos de partidos que creían en una República democrática al estilo de la francesa de hoy. En el segundo gobernó la CEDA, que no era republicana, y en el tercero el frente popular, lleno de partidos como el propio PSOE -que en la época era antirrepublicano- que querían acabar con la república burguesa... Lo grave es que la mayoría de los que se manifiestan con la bandera tricolor, la república que quieren es la del tercer bienio, y no la del primero...

Ahora, di todo lo que yo en el párrafo precedente, extraído de fuentes históricas neutrales, y verás que te llaman de fascista para arriba, por decir la II República no fue un régimen perfecto...

En fin, que te comprendo y compadezco. De todos modos, tengo planteada una entrada en que a lo mejor recibo tantos "elogios" como tú (ja, ja, ja)

Un saludo.

Juan.