03 mayo 2010

Mi aventura editorial

Este último día del libro, o sea, el viernes 23 de abril, hice, sin pretenderlo, una gestión muy relacionada con el libro. Sin pretenderlo porque como vivo cerca de la luna, voy muy despistado por ahí y no me di cuenta. Pero, primero, unos antecedentes.

Desde siempre me han gustado los libros. Y también, desde que era muy pequeño, me ha gustado escribir, aunque no fuera capaz de terminar nada hasta que cumplí los 21 años. Y claro, el mundo de las editoriales siempre me ha atraído. Hace seis años tomé la decisión de buscarme la vida por mi cuenta, bastante cansado de la falta de espectativas laborales para personas con mi formación y la de mi hermano. Lo único que había era ser responsables de proyectos de desarrollo sin estar dados de alta o, en el mejor de los casos, contratados como administrativos o cualquier cosa siempre que no fuera la verdad: programador o informático (y de físico o investigador ya ni hablemos). Me veía con 30 años y con seis meses de cotización, a pesar de estar hartito de trabajar.

Bueno, pues pensé que ya que me montaba por mi cuenta, si conseguíamos consolidar la empresa, llegaría el momento que en daría rienda suelta a mis ilusiones. Así que siempre he querido darle un aire científico a la empresa, trabajando para universidades, haciendo cosas relacionadas con la ciencia, y todo eso. Resulta que una de las cosas que más nos están pidiendo es la maquetación de textos técnicos, de manera que ya tenemos mucha experiencia en eso. Y resulta que nuestro sistema de maquetación es especialmente poderoso a la hora de generar PDF adaptados a los lectores de libro digital.

De manera que desde el 1 de mayo, mi empresa está dada de alta como editorial. La única gestión que nos queda es terminar el plan editorial y solicitar los ISBN. La idea es publicar textos científicos adaptados a los lectores de libros digitales, y otro tipo de libros que estén fuera del mercado. En principio, no en papel, porque para el tipo de libros que queremos sacar es muy arriesgado, aunque si la demanda lo dictara, se estudiaría. O sea, que no tenemos intención de competir con las otras editoriales, sino, más bien, crear obras de interés para colectivos muy concretos aprovechando las facilidades que nos dan las nuevas tecnologías. Y, por qué no, demostrarle a la gente lo bien que maquetamos (je, je). Empezaremos con cosas que tenía escritas yo desde hace tiempo, y que están fuera del mercado (un monográfico sobre mecánica cuántica con cinco ecuaciones por página, por ejemplo...) aunque espero que más de uno se anime a publicar con nosotros cuando la gente conozca la iniciativa.

A lo mejor me animo a incluir algo de ciencia-ficción (se aceptan sugerencias) pero no lo veo muy productivo. Tengo la competencia profesional suficiente para valorar la calidad de un texto científico lleno de ecuaciones y teoremas, pero la calidad literaria de un texto se lo dejo a los profesionales de la edición. Aún así, tengo una cosilla escrita que nadie me va a publicar, así que a lo mejor, cuando me la rechacen... Además, la idea principal es que quien quisiera publicar envíe sus textos en formato LaTeX, si no, no podría asumir, por el momento, el coste de maquetarlo yo. No es un gran problema para los científicos, pero sí para los literatos.

En fin, ya os iré contando...

4 comentarios:

Lillu dijo...

Oye, pues se ve que la cosa tira, no? :) Me alegro de que hayas conseguido abrirte camino en algo al menos cercano a lo tuyo.

Yo ya sabes que soy (y creo que lo seré siempre) una escritora frustrada que jamás conseguirá publicar nada aparte de un blog con mi vida y milagros XDD Realmente ahora mismo me conformaría con sacarme una oposición para poder dedicarme a escribir con calma, pero también eso me está costando más de lo que esperaba. La opción de montarme una empresa no entra en mis planes, por miedo sobre todo a la dependencia que eso me causaría, pero es que hoy por hoy tampoco veo mucha más salida.

Y por qué te cuento todo este rollo? Pues por nada, que me encanta vuestro proyecto aunque yo no tenga ni idea de ciencias y que espero que tengáis mucha suerte :)

saluditos

Carolina Pérez dijo...

¡Enhorabuena, qué ilusión!

B. Miosi dijo...

Hola, no sabía que eras físico, y ahora editor de textos científicos digitales. Supongo que a nivel universitario deben tener mucha demanda, con lo que hace falta la inforación de esos temas.

Felicitaciones y mucho éxito en esta empresa, Jesvel,

Besos,
Blanca

Juan dijo...

Hola

Gracias a todas :-). Este martes hice la última gestión con algo de retraso: solicitar el ISBN para la primera obra y pedir el prefijo editorial propio. Gracias a la web de Correos ya sé que ha llegado. :-). Lo que pasa es que el trámite tardará un mes en la Agencia... Ya os avisaré.

Lillu: Nuestra empresa, al menos, pervive. No tenemos que ponerle dinero para que continúe (los gastos se cubren y sobra una cantidad decente), y algo le sacamos al mes, aunque sigue sin ser demasiado. Eso es todo un éxito con los tiempos que corren :-). Ahora nos falta poder subirnos el sueldo, que está todo muy caro (ja, ja, ja).

Lo de tener una empresa propia es muy, muy esclavo. Lo que me pasa a mí es que no oposité porque me veía pasando cuatro o cinco(o más años) estudiando algo que no me llenaba para luego, jugármelo en unos exámenes. Preferí el doctorado; te inflas de trabajar igualmente pero a algún lado llegas. Además, lo más sencillo, la oposición a secundaria, no me llenaba, aunque me guste dar clases.

Bueno, bueno, sobre lo de escritora frustrada... ¿acabas cosas? Eso ya es un grado. Te he comentado que yo jamás conseguí terminar nada literario hasta los 21 años, y se trataba de narrativa breve. Así que yo me quito el sombrero ante el que acaba o deja casi terminada una novela. Mi hermana terminó dos (eso no te lo he contado, creo), pero luego dejó la literatura. Acerca de publicar, muchas veces el problema es no intentarlo, no llevar tu obra a editoriales. A mí me paraliza hacerlo...

Para acabar, gracias por los ánimos. Ya iré contando como nos va. Como primicia, la web para el proyecto (muy vacía) es: www.sinciforma.com.

Carolina: Pues, ¿para qué negarlo? Ilusión sí que me hace. Llevo muchos años deseando ver más obras científicas de alto nivel en español, así que, si yo mismo decidí buscarme la vida por mi cuenta, ¿por qué no editar ese tipo de cosas por mi cuenta? La primera obra va a ser mía (aún no somos conocidos como editorial, y la creo una buena carta de presentación :-) ), luego, para completar los seis libros anuales que te exige la agencia del ISBN he cogido una serie de obras en dominio público y otras cosillas mías que estaban durmiendo en los cajones. Seguro que en poco tiempo me llegan manuscritos :-).

Blanca: Pues sí, físico de los especializados en física matemática y física teórica. De esos que cuando leemos en la prensa noticias acerca del Gran Colisionador de Hadrones, más o menos sabemos de qué va la cosa (más o menos... la teoría es incomprensible, je, je). La idea comercial (sin generar recursos no hay proyecto privado que aguante) es crear contenidos académicos y educativos en formato electrónico, para que cuando en las escuelas todo sea digital haya libros para que los alumnos aprendan. Como irás siguiendo la evolución del proyecto, ya lo irás viendo :-D.

Un saludo a todas

Juan.