11 julio 2011

Leído Juego de Tronos de George R. R. Martin

Tengo dos reseñas atrasadas, así que voy a comenzar con la más atrasada.

Tenía varios volúmenes de esta saga esperando su turno en el montón de libros pendientes de lectura. Cuando anunciaron que iban a emitir la serie, me decidí a leerlos para luego ver la serie y compararla con el libro. Dicen que la serie es muy buena, y que adapta fielmente el libro, cosa que comprobé con el primer capítulo, que es el único que vi, ya que mi ritmo de lectura era más lento.

Juego de Tronos es un libro con una fama merecida. A nivel técnico, usa magistralmente la tercera persona subjetiva, combinada con gran cantidad de personajes. Ello significa que la caracterización de los personajes principales, los que hacen de narradores en cada capítulo, es soberbia. La sensación que me inspiró este libro a nivel técnico es ver la manera en que tú escribes ejecutada con una maestría excepcional. A mí me gusta usar la tercera persona subjetiva, y dar voces a diferentes personajes. Sólo que si hay más de dos personajes-narradores, ya empiezo a sentirme incómodo. Para explicar lo que me ha parecido, en cuanto a técnica narrativa, pondré un ejemplo. Suponed que soy violinista aficionado, que hago mis pequeñas interpretaciones, pero que me superan las grandes. Y que voy a un concierto de violín interpretado por un gran maestro. Pues eso es lo que me ha inspirado el libro, ver las técnicas narrativas que más me gustan ejecutadas a un nivel impresionante.

Otra cosa que llama la atención es el balance entre complejidad de la trama y facilidad para seguirla. A pesar de la gran complejidad de intereses, tejemanejes, misterios y luchas de poder, no te pierdes entre tanto nombre de casa, de personajes secundarios, de rivalidades y demás. A pesar del número tan elevado de personajes, la caracterización es formidable, tanto de los narradores como de algunos secundarios de relevancia.

La documentación y ambientación también son buenas, y me ha llamado poderosamente la atención el interés puesto en la descripción de la comida, de los diferentes platos que los personajes gustan comer. Otra cosa realmente interesante son los giros argumentales, un tanto sorprendentes. Cuando uno empieza con el libro, y llega hasta el final, se encuentra que han pasado cosas que uno ni se imaginaba al principio. Y siguen quedando misterios sin resolver que hacen que te apetezca embarcarte en el segundo volumen de la saga. Cosa que haré más pronto que tarde.

La última curiosidad del libro es que, salvo una minoría, todos los personajes son bastante crueles, y más de uno roza la maldad. Ello crea una atmósfera oscura, que, realmente, está muy extendida en la literatura fantástica, y creo que por influencias de esta saga. No es el punto que más me gusta del libro. Aunque reconozco que tampoco es que me disguste, me faltan más personajes con algo de honor o menos crueles, si bien, a George R. R. Martin le quedan muy bien este tipo de personajes. Y son formidables algunos personajes que, aún siendo despiadados, muestran una parte noble muy sorprendente.

En definitiva, un gran libro, tanto por su enorme calidad como por sus 800 páginas, pero que merece la pena leer si te gusta la fantasía épica bien hilada y equilibrada, con buenos personajes y buena trama.

3 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Hola, Juan.

Yo tuve mucho tiempo este libro en la estantería sin atreverme a leerlo precisamente por lo que tú comentas: me parecía un libro complejo, con tantos personajes y tramas. Solo con echarle un ojo al glosario ya me daban mareos. ¡Qué denso debe de ser esto!, pensaba. Y después, cuando al fin me animé, descubrí que tampoco es para tanto. Es fácil de leer y entender.

Y bueno, los giros argumentales, los personajes, tan malotes... Una auténtica delicia.

Es una buena novela. Sobre todo me parece muy sólida. Y pese a la parte fantástica, es de esas novelas creíbles, auténticas.

Un abrazo.

Lillu dijo...

Me lo han recomendado por activa y por pasiva, pero no me llama mucho ese tipo de literatura y no me he decidido a leerlo. Quizás algún día, cuando pase la moda :)

saluditos

Juan dijo...

Buenas noches

Susana: A mí me "asustaba" el tamaño. Aparte tenía tantos en la lista de lecturas pendientes que fui leyendo antes otros muchos más breves para irla reduciendo.

Efectivamente, una virtud de este libro es que, siendo la trama extraordinariamente compleja, aun entrecruzándose decenas de personajes que viven, incluso, en lugares muy diferentes, las subtramas resultan fáciles de seguir.

Sobre todo me gusta la genial caracterización de los personajes. Se reconocen partes del libro dedicadas, en exclusiva, a irlos caracterizando. Y, desde luego, la ambientación y las caracterizaciones la hacen muy sólida. Pareces estar leyendo una novela histórica.

Lillu: Si no te gusta el género no sé si recomendarte empezar por este libro. Más que nada por el tamaño, porque es cierto que desde el principio se van sugiriendo misterios que te animan a continuar leyendo. De todos modos, la calidad del libro, el como controla el autor los ritmos y el como caracteriza te permite leerlo como si fuera novela histórica. Si la novela histórica te atrae, entonces, atrévete con este.

Un saludo a las dos.

Juan.