25 febrero 2007

Cuando en Eurovisión pasó algo extraño

Aprovecho esta entrada para comprobar si "embeber" vídeos de YouTube ralentiza mucho la carga de la bitácora, y para recordar esta canción: Nocturne de Secret Garden.



Fue realmente raro que una canción de esta clase ganase el festival de 1995. La pena fue que en segundo lugar quedó España, con una canción de una chica que nació en mi mismo pueblo, Anabel Conde, que lo hizo muy bien. Tuvo muy mala suerte, porque para superar a una pieza como esta no había más remedio que recurrir a Nightnoise, o a Clannad, o sea, a lo mejor de la época. O quizá, Carlos Núñez o Hevia hubiesen tenido algo que hacer... Pero la música de estilo eurovisivo estaba condenada en esa convocatoria a quedar detrás de algo tan bello y tan diferente.

Me dejo aparte polémicas, parece que no muy fundadas porque no prosperaron, sobre plagios de canciones populares y cosas de esas...

2 comentarios:

Juan Miguel dijo...

No tenia ni idea de que esta canción ganase Eurovisión en 1995.

Es una lástima que España no tenga muchas suerte en este concurso.

La canción es muy buena, siempre me ha gustado mucho, porque tiene el poder de hacerte desconectar de este mundo y trasladarte a un lugar de magia.

Un acierto interesante el poner esta canción ! te doy mi enhorabuena.

Un saludo Juan !

Juan dijo...

Hola

Gracias. Estoy completamente de acuerdo; una canción muy bonita.

Un saludo.


Juan.