28 octubre 2007

Desarrolladoras de videojuegos de España

Por pura casualidad, leyendo artículos acerca del venerable ZX Spectrum, he ido navegando de vínculo en vínculo y he terminado en páginas que no sabía ni que existieran y que me han parecido tan interesantes y relacionadas con la actividad de una empresa como la mía, que voy a hablar un poco de ellas.

La primera es la que más me ha gustado, y se trata de un artículo muy largo acerca del nacimiento, desarrollo y estado actual de la industria del videojuego en España. Se trata de Historia del software español de entretenimiento, de Fernando Rodríguez, cuya lectura os recomiendo, y a través de la cual he llegado a buena parte del resto de vínculos.

Según datos de AETIC, la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España, durante el año 2006 el sector de la comercialización de software facturó unos 1.600 millones de euros. Y según datos de ADESE (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento), durante el 2006, las ventas de videojuegos para PC supusieron 90 millones de euros. Es poco, pero si tenemos en cuenta que en videojuegos para consolas las ventas fueron de 486 millones de euros (que creo no están incluidos en los 1.600 millones de los datos de AETIC), vemos que los videojuegos son un sector dentro de los desarrollos de software que, al menos, en España, es muy relevante.

Hay muchos aspectos curiosos en estos datos. La comparación entre ventas de hardware y de software en los campos de la informática y las consolas da un resultado curioso. En informática resulta que el software factura 1.600 millones frente a 3.498 millones del hardware. En cambio, en videoconsolas, el software supone 486 millones y el hardware 391. Para empresas de desarrollo de software, los videojuegos parecen mejor mercado, ya que en la informática ordinaria predomina la venta de equipos. Hay una conclusión no muy optimista; en comparación con el PIB español, estos números no son demasiado grandes, teniendo en cuenta que, hoy en día, se usan ordenadores para casi todo.

El caso es que hay varias noticias de El Mundo (que no sé cómo se posiciona... cuando hago una búsqueda en Google, si me salen referencias a noticias de un periódico, casi siempre es El Mundo...). En esta noticia, se habla de que sólo 27 empresas españolas desarrollan videojuegos, lo que es muy poco. Sólo el 1% de las ventas van a parar a desarrolladoras españolas, con lo que el mercado está en manos de compañías extranjeras, a pesar de tanta gente preparada como tenemos aquí. Supongo que todo esto tiene las mismas causas que hacen que España sea el hazmerreir en investigación y desarrollo tecnológico. Mercado hay; somos el cuarto país de la Unión Europea en volumen de ventas de videojuegos, pero de los últimos a la hora de producirlos.

Después de una época "gloriosa", que llegó a su fin cuando los ordenadores pasaron de 8 bits a 16 bits, el sector se estancó. La mayoría de empresas con solera (Opera Soft, Dinamic Multimedia) fueron cayendo. Hoy nos quedan muy pocas, de las que voy a citar a tres de las más grandes:

  • Pyro Studios: desarrolladores de Comandos, uno de los mejores juegos que han salido de mentes españolas, y que fue un éxito de ventas mundial.
  • Virtual Toys: dedicada a la programación de videojuegos para consolas. Tiene tres centros de trabajo (Madrid, Barcelona y Valencia). Encuentro en esta web la explicación al escaso número de videojuegos que se producen aquí. En la sección de empleo se comenta que necesitan: "Programadores con experiencia en consolas de última generación, y/o conocimientos de física, matemáticas e inteligencia artificial". Como en física y matemáticas España da risa, ahí tenemos el por qué.
  • FX Interactive: empresa especializada en la edición de videojuegos de calidad. Tiene una buena implantación internacional, al estar representada en España e Italia.

En los años 80, era posible hacer un juego capaz de competir a nivel internacional reuniéndose un grupo de amigos que fueran forofos de los Spectrum o los Amstrad CPC. En esa época, España estuvo a la altura y surgieron excelentes profesionales. Cuando las cosas cambiaron, e hicieron falta equipos de decenas de profesionales, altas inversiones y empresas grandes para sacar al mercado un juego, nos vinimos abajo, porque nunca se nos ha dado bien cuidar el talento de los que viven por aquí - varios de los buenos desarrolladores de la "época dorada" han acabado en el extranjero -.

Me dejo muchas cosas en el tintero, juegos de código abierto, la página de Stratos, la importancia que la Administración le está dando a los videojuegos, en el seno de la generación de los contenidos digitales (el Foro Internacional de Contenidos Digitales, que dedica una ponencia a los mismos, el hecho de que dentro del Plan Avanza, dentro de la línea de contenidos digitales se haga referencia expresa a los Videojuegos "online"), pero eso, para la próxima.

4 comentarios:

Lillu dijo...

Yo creo que una de las razones por la que la industria desarrolladora de videojuegos en España es tan pequeña es porque no se han tomado en serio hasta hace cuatro días, como quien dice. Si tu dices que trabajas haciendo juegos de ordenador la gente piensa que eso no es un trabajo, es una diversión. La filosofía del videojuego tiene mucha más relevancia en los países asiáticos desarrollados, donde se producen cientos de juegos al año y muchos de ellos ni siquiera llegan a nuestro país.

Quizás la gente se cree que un juego cae programado del cielo, que no conlleva un extenso proceso de preparación, de creación y edición de imágenes, simulaciones de movimientos, sonidos, músicas, efectos... miles de detalles para que los demás mortales podamos disfrutarlos, y eso es trabajo para los desarrolladores, que mucha gente todavía se cree que cuando un beta-tester se levanta de la cama siempre tiene ganas de jugar a eso tan coñazo que debe analizar XD

saluditos!

Juan dijo...

Hola

España no es nada en videojuegos por la misma razón que no es nada en ciencia o I+D y sí es una fiera en construcción o agricultura: aversión al riesgo.

El listón de los videojuegos se ha puesto tan algo que si quieres competir con las maravillas que vienen de EEUU o de Japón, ya no vale reunir a dos programadores, un grafista y un beta-tester (es, más o menos, el equipo que desarrolló la Aventura Original, juego entrañable que yo jugué en un 8086). En los años 80 sí se podía, ya no.

Con, casi, la única excepción de Comandos (la empresa dijo desde el principio que iba a hacer un juego al nivel de los japoneses o americanos y, claro, lo logró), ningún grupo de inversores español va a arriesgar su dinero en pagarle a 20 especialistas en programación y diseño gráfico su sueldo durante dos años, luego poner más dinero en campañas de publicidad, en las cajas, los manuales y los CD; todo ello para desarrollar un videojuego que puede pegar o no. Así que, se hacen cosas sencillitas que no requieren mucha inversión (se hacen bastantes "casual games", esos juegos que, por ejemplo, se ponen en los móviles), o encargos para empresas extranjeras que sí arriesgan.

Aquí se invierte en "ladrillo", que es bastante seguro porque las casas suelen subir de precio siempre y son un bien de primera necesidad...

Un saludo.

Juan.

dx4cpc dijo...

España es una retrasada Tecnológica, por no saber invertir, con una política de risa llena de vagos burgueses que solo quieren llenarse mas el bolsillo.

Por eso se apuesta por el ladrillo, pues ahora que se lo coman con patatas, que el ladrillo a caido!!

Si se hubiera seguido con el paso que se cogió en los 80 ahora seríamos líderes en desarrollo de videojuegos. Ahora solo somos líderes en jugones (mas o menos en los primeros de la lista).

Creo que lo único que hace falta para que "volvamos a los 80" es que la Administración apoye a las empresas Españolas con muchas mas ayudas y subvenciones que hoy en dia, para que esa "panda de amiguetes aficionados" se anime y funde una empresa, como en los 80... .

Pero está claro: quien no llora, no mama.
Como parece ser que si ahora lo que no sale en la TV no existe, habrá que informar, mandando email o cualquier escrito, a los grandes canales de la TV sensacionalista de hoy, como Tele5, Cuatro y similares.
¿Os animais a mandar algo a la TV?

Saludos de un futuro desarrollador!

Juan dijo...

Hola dx4cpc

Pienso que por desgracia, tienes razón acerca de la pasión de los españoles por la especulación. No creo que sea por vagancia, sino, simplemente, por mentalidad.

Desde luego, España apuntaba a ser una potencia mundial en el desarrollo de videojuegos; desgraciadamente, pasó lo que pasó, las empresas fueron incapaces de dar el salto desde los 8 bits, y no pudieron competir ni con las consolas ni con los nuevos soportes.

Lo malo es que veo muy complicado volver a los 80 y, menos, concediendo subvenciones, ya que el problema está en competir con equipos de programadores de 50 o 100 personas, con profusión de medios y personal de alta capacidad. Las nuevas desarrolladoras son empresas enormes, participadas por otras todavía mayores, que tienen capacidad para hacer maravillas, desarrollar nuevos motores gráficos y nuevas plataformas. Y, además, son empresas que obtienen contratos para hacer videojuegos de películas, cosa que los españoles no vamos a conseguir por distancia y falta de prestigio. Y digo esto porque los videojuegos, para que sean una actividad económica sostenible, tienen que ser rentables, y, normalmente, los videojuegos basados en películas son minas.

El problema de las subvenciones es que no podrían cubrir los costes totales de crear un equipo con experiencia. Sólo en crear y comercializar un juego te puedes llevar un par de años, y durante ese tiempo habría que estar pagando mucho dinero en sueldos e impuestos. Habría que gastarse muchos millones para mantener diez o veinte puestos de trabajo. Podría, incluso, no ser legal ofrecer un 100% de subvenciones y una empresa que quiera dedicarse en exclusiva a sacar un juego no podría generar ingreso alguno.

Las pandas de amiguetes aficionados, ahora mismo, sólo podrían hacer proyectos grandes en el seno del software libre. Se podría intentar que el Estado financiara asociaciones que crearan videojuegos de código abierto, pero hay dos problemas: nunca serían rentables, porque, básicamente, sería difícil o imposible cobrar por ellos, y las temáticas tendrían que ser las que les "gustara" al Estado: ecológicos, formativos, acordes a los gustos de los políticos que toquen... Los resultados de videojuegos pensados como propaganda política pueden ser horribles (me remito a alguna película que he visto...).

Yo lo he aprendido por las malas: no se pueden hacer grandes cosas, de esas que requieren meses de trabajo, si estás pensando en que no ganas un euro con eso, en que tienes cierta edad y no ganas nada... Es dificilísimo salir de ahí.

Un saludo.

Juan.

P.D.: Si te gusta programar, pásate por http://www.cienciaymedioambiente.com o http://www.cienciayecologia.es , que quiero coordinar algún que otro proyecto de software libre. Dinero no vamos a ganar, pero seguro que aprendemos :-).