15 agosto 2008

Cuestiones políticas sobre la guerra entre Georgia y Rusia

Afortunadamente, acerté los otros días cuando dije que esta guerra duraría poco tiempo. Rusia ha decidido detener sus operaciones militares en Georgia, tras haber obtenido una victoria aplastante. Los objetivos militares rusos parecen haberse cumplido y eran, por lo visto:

  • Eliminar la presencia militar georgiana tanto en Abjasia como en Osetia del Sur. Para ello, Rusia mantiene ocupadas varias ciudades de Georgia muy estratégicas (Gori, Poti, Senaki y Zugdidi), cercanas a Osetia del Sur o a Abjasia, con el objetivo de evitar que el ejército de Georgia pueda usarlas como base para avanzar sobre ambas provincias separatistas. Con ello, Georgia pierde la última franja de territorio abjasio que controlaba aún.
  • Destruir bases militares georgianas próximas a ambas áreas.
  • Asegurar la independencia de hecho que mantienen Osetia del Sur y Abjasia.
  • Desestabilizar a Georgia, volviendo al pueblo contra su presidente Mijaíl Saakashvili, aliado de EEUU.
Como siempre, la Wikipedia ofrece una información bastante completa tanto de la guerra como de los antecedentes de la situación: Guerra entre Georgia y Rusia de 2008. Por lo que se está comentando estos días, georgianos y rusos han aceptado un plan europeo de paz de seis puntos que, sin embargo, Rusia no parece estar cumpliendo del todo. Como dicen las noticias de Terra, el ejército ruso ha cortado la carretera principal entre Tiflis, la capital de Georgia, y la región norte, esto es, controla el nudo de comunicaciones principal entre la capital georgiana y la región donde se hallan Abjasia y Osetia del Sur. Y todo esto, se sucede a unos 60 Km de la capital del país, a la altura de la ciudad de Gori, teóricamente no ocupada por Rusia pero cuyas salidas están controladas por el ejército ruso, de manera que sólo entran aquellos a quien el ejército ocupante se lo permite. Debe destacarse que Gori es una de las mayores ciudades georgianas y que está a unos 60 Km de Tiflis. Ciertamente, los rusos no están avanzando más, pero se niegan a abandonar sus posiciones avanzadas en territorio bajo el control del gobierno georgiano.

El caso es que desde la caída de la Unión Soviética, Rusia nunca ha deseado ver una Georgia independiente y fuerte. Desde hace 18 años, los rusos han instigado revueltas secesionistas en las regiones dentro de las fronteras de Georgia donde moran etnias o culturas diferentes. Así, hubo revueltas en Adzaria (república autónoma dentro de Georgia; los adzarios son georgianos por lengua y raza, pero profesan el islamismo en vez del cristianismo, como el resto), el sur del país, donde la población pertenece a otras culturas, Abjasia y Osetia del Sur. Georgia resolvió la situación en el sur, pero no en el Norte. Ante la pasividad de Rusia, Europa y EEUU (y con cierto apoyo ruso), se produjeron situaciones de "limpieza étnica" con cientos de miles de desplazados y muertos georgianos y osetios (no todos los osetios vivían en Osetia del Sur) durante la guerra civil de Georgia. Lo inédito de esta situación es que Rusia, cuyas tropas estaban en esas provincias separatistas tras un acuerdo entre los gobiernos ruso y georgiano, haya lanzado una ofensiva militar bastante decidida, destinada a destruir el ejército de Georgia.

Sin embargo, creo que cierta torpeza diplomática de Europa y EEUU han tenido bastante que ver en esta reacción violenta de los rusos. Y, creo, también, que es un caso recurrente en la historia europea, y es que cuando un imperio grande y temible cae, los antiguos adversarios se dedican a aislarlo y humillarlo. Le sucedió a España después de 1640 y le está sucediendo a Rusia. Con la diferencia de que los rusos están en mejores condiciones que la España de la segunda mitad del siglo XVII. Rusia ha visto como su esfera de influencia se ha ido reduciendo hasta tocar las fronteras de la antigua URSS y, en ocasiones, sobrepasarlas. La Unión Europea llega ahora hasta las repúblicas bálticas y Polonia, y EEUU está jugando bien sus bazas diplomáticas, y se está atrayendo como aliados a países tan próximos a las fronteras de la URSS como Polonia. Además, por un motivo que no comprendo muy bien, se alentó enardecidamente la independencia de Kosovo, que ha debilitado mucho al mayor aliado ruso en los Balcanes, Servia. Las protestas diplomáticas rusas acerca de respetar la integridad territorial servia no sirvieron para nada, y tanto EEUU como las potencias europeas dominantes, se apresuraron a reconocer a Kosovo. Y, además, Georgia se muere de ganas de entrar en la OTAN y, de hecho, había unos 2000 soldados georgianos en Irak, apoyando a los EEUU.

Rusia y su aliado servio están aislados, y las democracias occidentales intentan estrechar el cerco por la zona del Cáucaso. Si Georgia entra en la OTAN, Rusia perdería toda la influencia sobre este país y tendría al viejo enemigo dentro de las fronteras de la antigua URSS, que para Rusia son, algo así, como su zona de influencia irrenunciable. Así que aplicando el argumento de que lo que sirve para Kosovo, también vale para Abjasia y Osetia del Sur, ha decidido dar una demostración de fuerza ante la Comunidad Internacional.

Lo más triste del caso es ver como, aunque el muro de Berlín cayó hace 19 años, muchos esquemas mentales de la guerra fría siguen presentes. Y no sólo en la política exterior de los estados occidentales. En muchas opiniones que he leído por ahí, se sigue intuyendo que, para mucha gente, Rusia sigue siendo el imperio "bueno" o, el imperio de "izquierdas", cuando hace tiempo que dejó de serlo (en todo caso, ahora mismo ese papel le correspondería a China). Y para otra mucha gente, Rusia es el imperio dictatorial "malo", y todas las provocaciones occidentales son pocas. Y la verdad es que tanto Rusia, como Europa, EEUU, China o Venezuela, por citar a los países más deseosos de instaurar esferas de influencia, no hacen más que jugar al viejo juego de siempre, cada uno en función de sus posibilidades y con su estilo. Pero, en realidad, no hay grandes diferencias entre EEUU y Rusia en lo que respecta a utilizar la fuerza militar para imponer sus intereses. Europa dejó de hacerlo desde el varapalo de EEUU a la invasión del Canal de Suez, y ahora usa el arma económica, cosa a la que también juega China (los chinos venden por debajo del coste con objeto de acaparar ciertos mercados internacionales). Y el caso de Venezuela es que no tiene ni poder militar suficiente ni un apoyo sin fisuras ni de su pueblo ni del pueblo de sus países "aliados", si exceptuamos Cuba.

Y así nos va.

1 comentario:

southossetia dijo...

Gracias a la intervencion (agresion, ofensiva, llamadlo como os da gana) de Rusia el pueblo de Osetia del Sur esta a salvo. No ech culpa a los georgianos, toda la responsabilidad es de presidente enfermo Saakashvili y su equipo. Osetia de Sur nunca volvera a formar parte de Georgia. Por fin esto se va acabar pronto con la independizacion.