12 julio 2012

Las consecuencias de subida del IVA para el 1 de agosto: así se arruina a un pueblo

Hace dos años, publicaba una entrada en mi bitácora acerca de la subida del tipo general del IVA del 16 al 18, y del tipo reducido del 7 al 8. La entrada era esta: Consecuencias de la subida del IVA. Todo lo que dije entonces sigue vigente, así que releed la entrada. La diferencia es que la crisis es aún más grave que en 2010, y que los aumentos son de tres puntos para el general y dos puntos para el reducido. O sea, una subida mayor en una situación de crisis mucho más grave. De donde se deduce que el error de este gobierno, o mejor, del gobierno que realmente manda en estos temas (cuyo nombre no diré aquí) es infinitamente más grave. O quizá, ese otro gobierno es lo que pretende, hundir España para librarse de un competidor en exportaciones y tener acceso a mucha mano de obra juvenil que le vendría muy bien y a la que podría pagar menos dando que en su país de origen los sueldos se habrán hundido. En todo caso, la falta de independencia no es excusa para este gobierno, ya que el de la anterior subida tampoco era ya independiente en ese aspecto. En esta bitácora hay críticas suficientes para todos.

Resumiendo mi artículo de hace dos años, esta subida de impuestos es pésima por los siguientes motivos:

  • Disminución de ventas.
  • Subidas de precios superiores al 3%.
  • Cierres de pequeñas empresas por bajadas de ventas y por la obligación de absorber la subida (reducciones de plantilla, la otra forma de salvarse del cierre que es igualmente mala, con todo el empleo que se ha destruido ya no es una alternativa).
  • Problemas de liquidez.
En esta ocasión voy a centrarme en los dos efectos más perniciosos, derivados de todo aquello, para las pequeñas empresas y los autónomos (los efectos para los que son de mileuristas para abajo son bastante evidentes).

El primer efecto es que esta medida ataca principalmente a las empresas más pequeñas. Las grandes, las que prestan servicios que son imprescindibles en la actualidad, como electricidad, telefonía, transportes, gasolina no se van a ver en peligro, y podrán repercutir la subida sin demasiados problemas. El turismo y la hostelería van a verse bastante tocados con esta medida, ya que España no resulta tan barata para los turistas como antaño, y si se obliga a subir los precios, será más cara y menos atractiva aún. Puede que las grandes cadenas hoteleras sean capaces de capear este nuevo temporal, pero los bares pequeños... Muchos cerrarán, con lo que subirá el paro y bajará la recaudación. Porque esto es lo que va a pasar, como siempre. De todos modos, a los españoles siempre nos quedará la emigración que, en palabras de alguien afín a nuestro gobierno "es muy buena para el país". Como ellos no tienen que hacerlo... Así que cuando oigais a ciertos representantes empresariales decir que esta subida del IVA les parece muy bien, pensad que sólo representan a las empresas muy grandes. A las pequeñas empresas y los autónomos, no. Y a la Economía Social muchísimo menos.

Se dice que subir el IVA y bajar los costes laborales (que se pretende hacer con una rebaja de las cotizaciones sociales) se denomina devaluación fiscal, ya que es una forma de penalizar las importaciones y fomentar las exportaciones, lo mismo que se consigue si un país devalúa su moneda. Está muy bien explicado (e incluye comentarios acerca de las consecuencias que tendrá) en el blog salmón. En resumen, estrecheces y sufrimiento para el pueblo, como no iba a ser de otra manera. La gracia está en que el IVA sube inmediatamente (el 1 de agosto), pero la reducción de las cuotas a la Seguridad Social se deja en un 1% para el 2013, y otro 1% para el 2014. Así ganan más dinero, que de eso va la historia. Lo gracioso de esto es que a un autónomo, un 3% más de IVA le supone un buen descalabro (por la bajada de ventas, por tener que adelantar más dinero al gobierno cuando no le pagan, etc...), y un 1% menos en cotizaciones sociales supone, para un autónomo, un ahorro mensual de 2,6 euros. O sea, nada. Y eso suponiendo (que lo dudo) que vayan a bajar el autónomo un 1%, ya esa deducción me da a mí que se restringirá al Régimen General (a lo mejor me equivoco).

El segundo efecto es moral. Se castiga especialmente a los que menos tienen. La morosidad, que el Estado no hace nada por atajar porque es el mayor moroso de todos, resulta mucho más cara. Lo vuelvo a explicar. Si yo le hago un trabajo de 10.000 euros más IVA a un Ayuntamiento (Dios me libre...) y el Ayuntamiento dice que no me paga porque no tiene dinero (y a veces, hay responsables que te lo dicen sonriendo, porque se ve que no pagarle a una PYME es algo muy gracioso), Hacienda me va a reclamar que ingrese el próximo trimestre los, ahora, 1.800 euros de IVA que no he cobrado y que me debe, encima, el propio aparato del Estado. Si el trabajo se efectúa después de la subida, tendré que adelantar, sin haber cobrado 2.100 euros. Al Estado le interesa muchísimo pagar, cuando más tarde mejor. Cuando la deuda es muy gorda, se sacan planes para el pago de deudas, como el de hace unos meses, que eliminan los intereses de demora y, además, introducen "quitas" (reducciones de la deuda). De manera que de esos 12.100 euros que me deben, que han pagado 2100 de IVA y por los que he tenido que pagar impuestos sobre beneficios (si eres una Sociedad Limitada Laboral, serán 2.500 euros), ahora dirán que me pagan unos 9000, tras haberse el Estado embolsado 4.600. Casi 5.000 más los intereses de demora y las multas si la empresa no ha podido pagar a tiempo ese dinero. Haced cuentas y a lo mejor la obra les ha salido casi gratis.

No sé con qué moral dice cierto político que la culpa de la subida del IVA es de todos aquellos que no pagan, que piden facturas sin IVA. Que un gobierno que es el mayor moroso de todos, que sube impuestos y recorta sin preocuparse lo más mínimo de todas las vidas que van a destrozar, que dice que es "muy bueno" romper familias mandando al extranjero a la gente que aquí no tiene futuro (y se frotan las manos con las remesas de los inmigrantes), que con cinco millones de parados dice que bajar la prestación por desempleo va a animar a que los parados busquen trabajo (sí, en Ghana, adonde van a ir muchos titulados de la Universidad de Málaga ya que, al parecer, Ghana cree más en la investigación y el desarrollo que España)... que un gobierno así pretenda dar lecciones de moral... Bueno, poned el calificativo vosotros mismos.

La pena es que el problema no es este partido, ni aquel ni el de más allá. El problema es el concepto de Estado. Está muy claro...

3 comentarios:

Sparda dijo...

Jo, me pongo muy triste al ver estas noticias. No sé qué va a ser de nosotros, los jóvenes, en el futuro. Seguramente tendremos que hacer peripecias para arreglar lo que unos cuantos señores que nunca se han preocupado por nadie más que sí mismos, han hecho.

Y yo no sé qué pasa, pero no puede ser tan complicado reactivar la economía. Que le den a la prima de riesgo. ¿Qué es eso? ¿Y por qué los brokers dicen que SÍ hay dinero, que NO hay crisis? Esto cada vez me parece una parafernalia.

Esto pasó en su momento. Y Churchill vio que la solución era subir los sueldos y bajar los precios. El New Deal. La gente empezó a comprar, y poco a poco volvieron a la normalidad.

Pero no. Qué tristeza todo.

Sparda dijo...

Ups ups ups. Que te he dicho Churchill, pero es Roosevelt. Sorry :)

Juan dijo...

Hola

A mí tampoco me gustan mucho estas noticias, Sparda. El caso es que vienen noticias peores, como leerás en mi siguiente entrada.

Lo que pasa es sencillo. El Estado, en su afán de acumular más y más dinero, necesita sacárselo a los que trabajan porque si quisieran sacárselo a los más ricos, que como son pocos y tienen medios para eludir impuestos, las cuentas no les saldrían. Así que no hay otra que arañar pellizcos y más pellizcos a las clases medias y bajas. Esto afecta más a las empresas más pequeñas, que quiebran, y las grandes empresas y las multinacionales se hacen más y más fuertes.

Por eso, mientras más suben los impuestos, más aumentan las desigualdades y los ricos se vuelven más ricos o, al menos, pierden dinero a menor velocidad que el pueblo.

Para la gente que ahora tiene entre 20 y 30 años... no sé qué futuro les aguarda. ¿Emigrar? No lo sé, la verdad.

Un saludo.

Juan.