17 julio 2006

(Cuentacuentos) ¿Quién puede ser a estas horas?

Entrada retirada temporalmente (más información en: http://sinciforma.blogspot.com/2012/03/retirada-temporal-de-varias-entradas.html ).

7 comentarios:

La Nena dijo...

Hola, soy La Nena, Luz de Girasol, acabo de leer tu historia, que buen final, la verdad que la tuya también sorprende, ja ja ja, es cierto para la mía, debieron decirle la verdad antes, pues esos vestidos son carísimos, afortunadamente, yo cancelé mi boda un año antes, y no gasté ese dineral... pero a veces, es preferible cancelar algo a pesar del dinero invertido si es una decisión que te afecta por el resto de tu vida
Nos seguímos leyendo!!!!

Anónimo dijo...

Uno de los mejores relatos que he leído hoy, felicidades por ello.
Y es que por eso se dice "hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar".

Perdona,pero en los blog nunca sé que opción coger para comentar, eligo la de anónimo, mi espacio es el que pone carche21 en los comentarios del cuentacuentos.

Saludos

Statua di Pasquino dijo...

¿Se suicida? ¿Pero por qué? ¡Nooooo!¡Si tenía que seguir luchando por lo suyo! ¡No puede rendirse así! El secreto está en resistir... Pobre camarero... en menuda situación lo has puesto, buf!

Aix, perdona, es que me he metido mucho en la historia...

Un besico ^^

Tamaruca

Jara dijo...

Muy buena historia, Perfectamente narrada y descrita. Hace que estes dentro y nada te distraiga.

Un final triste para un sueño que se realizó sin la soñadora.

saludines

Alba dijo...

El final me ha dejado con los pelos de punta!!No me esperaba la muerte de la mujer, aunque estuviese tan mal. Estupenda historia, de verdad :D

Y pensar que eso es verdad, que hay gente cuyas ideas son robadas y cuyo trabajo acaba sin ser reconocido... :(

Un beso!!

María dijo...

Oh! Menudo final!!! ¿Se muere?, ¿cómo que se muere?, ¿por quéeeee?
Dios mío, ahora mismo las neuronas me van a mil por hora! jajajaja! Yo que sé! es que no termino de comprender la causa de la muerte. Vale que lo que le ha pasado es una putada y de las gordas, pero hay que echarle un par de narices a la vida y buscar nuevos sueños para cumplir, ¿no crees?
Y mi duda es: ¿se muere a raíz de lo que le acaba de pasar, porque no soporta la realidad o hace algo para provocar su muerte? Es que ella ya sabe de antemano que va a morir...
Jajaja! me has dejado a cuadros con tu historia, ¿se nota, verdad?

Me ha gustado muchísimo, un besito, millones de aplausos y mi agradecimiento más sincero por compartirla con nosotros!

P.D. Acabo de pensar que... a mi me me da muchísima rabia cuando me copian las estradas de mi Blog, y no paré hasta hacerme con un copyright para ponerselo, no quiero ni pensar lo que debió sentir la protagonista de tu relato... imagino que yo tb me querría morir... :P

María dijo...

Jejeje! lo de las pastillas fue una de las cosas que se me había pasado a mí por la cabeza!! (pero que lisssssta que soy! jajajaja)
Un besito wapo, y gracias por sacarme de la duda. Nos leemosss...