28 agosto 2006

(Cuentacuentos) Y a pesar de todo sigues sin creerme...

Entrada retirada temporalmente (más información en: http://sinciforma.blogspot.com/2012/03/retirada-temporal-de-varias-entradas.html ).

3 comentarios:

Cendra dijo...

Preciosa historia! Preciosa la forma en que la cuentas, evidentemente, porque lo que cuentas es terrorífico, no tanto por la violación en sí como por la reacción del estado,que se supone que tendría que proteger a los débiles y admirar a los que los defienden. Terrorífico porque tu historia resulta muy, muy realista

Sarika dijo...

Quizás todos tengamos nuestro Cradium particular... Nuestro rincón perfecto (Ya sea real o imaginado), que jamás abandonaríamos por miedo a lo que hay fuera, para no estremecernos...

Pese a la dureza del episodio, prefiero quedarme con la parte bonita, con los azulejos de ambos en la Plaza de los Héroes...

Un saludo Juan!!!

xanina astur dijo...

Oh Juan!! Que relato más bonito. Todo el mundo tiene su Cradium, ya que todos necesitamos meternos en nuestro "mundo" de vez en cuando para evadirnos de la cruda realidad.

Me encantó el relato. Eres un crack escribiendo. Sigue así.

Muchos besitos Juan!!

PD: He publicado una entrada nueva, fuera de mi linea de relatos, pero creo que está bien.

http://xanina-astur.blogspot.com